28/05/2020 / 08:52 PM
Juegos Olímpicos

Anabel Medina y Virginia Ruano se cuelgan la medalla de plata

17 agosto, 2008
Facebook Twitter
Anabel Medina y Virginia Ruano se cuelgan la medalla de plata
17/08/2008

Tras su triunfo en Roland Garros el pasado mes de junio, Anabel Medina y Virginia Ruano se han consolidado como una de las mejores parejas del tenis mundial tras lograr la medalla olímpica de plata en los Juegos Olímpicos de Beijing. La pareja española cayó en la final ante las estadounidenses Venus y Serena Williams. Venus y Serena por 6-2 y 6-0 tras una hora y seis minutos de juego. Las chinas Jie Zheng y Zi Yan, que fueron derrotadas por la pareja española en las semifinales, completaron el podio de los Juegos Olímpicos de Beijing al ganar la final de consolación a las hermanas Bondarenko. El partido fue seguido por la infanta Cristia e Iñaki Urdangarín, el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, el todavía presidente de la RFET, Pedro Muñoz, las chicas de la selección de hockey y una colonia de dos docenas de aficionados españoles que pusieron el colorido y el ánimo en las gradas.

Virginia Ruano, a sus 34 años, ha logrado en Pekín enfundarse la medalla de plata por segunda vez en lo que ha sido su tercera participación olímpica. Tras colgarse la medalla de plata en Atenas en el 2004 formando pareja con Conchita Martínez, ha repetido en Beijing “Esta medalla sabe mejor. De la derrota de Atenas me costó recuperarme varios meses. En esta ocasión ya teníamos la experiencia”, señala Ruano, a lo que añade que “el objetivo que nos habíamos marcado era estar en estos Juegos al mejor nivel posible y hemos hecho medalla”. A pesar de su dilatada carrera, Vivi no piensa aún en la retirada. “Es difícil tomar esa decisión. Mientras tenga fuerzas, me respeten las lesiones y pueda marcarme objetivos al más alto nivel, seguiré”, señaló con contundencia una Virginia que descartó repetir experiencia olímpica en Londres 2012. “Para entonces ya tendré 38 años y no estaré en activo. Me quedo con haber estado en tres Juegos Olímpicos”, sentenció.

“La medalla de plata es una medalla que da un poco de pena. Como le ocurre a todos los deportistas, perder en una final no sienta nada bien. Ahora dices ‘no la quiero’, pero cuando pase un poco de tiempo será diferente”, señaló Anabel Medina. “Ha sido una bonita experiencia, sobre todo estar en una Villa Olímpica que parecían unos apartamentos”. Añadió Anabel que espera repetir “en Londres y luego en Madrid”.

Subscríbete al boletín Tenis Info y recibe todas las noticias y novedades de la RFET y del tenis español
Mapfre